documentos falsos en USA

3 consecuencias de utilizar documentos falsos en USA

Desde la prisión hasta la deportación pasando por la vigilancia gubernamental, el gobierno de USA vigila con ojo de halcón este tipo de fraudes que se pagan en millones o en años de cárcel

La falsificación es un delito grave en todas partes del mundo. En Estados Unidos, en particular, la falsificación de documentos es un delito que se paga con multas de hasta 5 mil dólares por documento alterado y con varios años de cárcel, que se incrementan si eres reincidente en el mismo hecho.

¿Qué es la falsedad?

Dependiendo del país existen hasta 4 tipos de falsificaciones cada una peor que la otra. Así, puedes cometer la alteración, la falsificación y la simulación de documentos privados, públicos, tarjetas de débito, crédito y cheques y certificados de organizaciones e instituciones.

De acuerdo con el Código Penal de los Estados Unidos, la falsificación consiste en la modificación, alteración o falsificación de determinados elementos de un documento verdadero o se crea uno nuevo a partir de datos falsos.

Y ante los ojos de la ley, los documentos son todo aquellos soportes en donde se exprese o incorpore datos, hechos o narraciones con eficacia probatoria o cualquier otro tipo de relevancia jurídica”.

Además, la legislación vigente indica que es un delito que se hace con conocimiento de causa, es decir, que sabes que estás haciendo, adquiriendo y utilizando documentos falsos para algún trámite. Por lo que las consecuencias suelen ser bastante graves.

Consecuencias de utilizar documentos falsos en Estados Unidos

En Estados Unidos, en especial, la falsificación de documentos es un delito federal pero tiene 2 vertientes de pena, según la gravedad de la falsificación, ya que no es lo mismo comprar una licencia de conducir cuando eres menor y quieres entrar a un bar a robar la identidad de una persona americana.

De acuerdo con datos del Departamento de Justicia, existen al menos 1 millón 400 mil casos de falsificación de documentos en 2020, el doble de los registrados en 2019. Y estos son de los crímenes que más vigilan las autoridades, ya que crean una vulnerabilidad que puede permitirle a terroristas, otros delincuentes y extranjeros indocumentados a ingresar y/o permanecer en los Estados Unidos.

Multas y Prisión

Habíamos dicho que la ley tiene varios grados de aplicación, según el tipo de delito y la cantidad de documentos que se hayan falsificado y/o modificado.

Hablemos primero de las multas

Ya que existen varias dependiendo de la cantidad de documentos que hayas utilizado:

  • Te pueden multar con una multa variable entre 200 y 1000 dólares si es tu primera vez. Y no es lo mismo que hayas adquirido una a que seas un vendedor de identidades falsas. El vendedor puede pagar una pena de 5 años encerrado en una prisión federal, el comprador no necesariamente.
  • Si reincides (y eres ciudadano americano) puedes llegar a pagar una multa de 5000 dólares y pasar hasta 15 años de cárcel.

Ahora hablemos de las penas.

Ya que la ley castiga a todos aquellos que «use, compre, adquiere, vende o transfiere», cualquier tipo de documento con los sellos gubernamentales apócrifos. Sí, incluyendo certificados de vacunación contra la Covid-19.

De acuerdo con el Código Penal de los Estados Unidos, la pena puede ser de 2 a 5 años en una prisión federal (porque delito federal) por primera vez y hasta 15 años de prisión por reincidir en el delito. Ahora bien, esto es para los ciudadanos estadounidenses. Si eres un inmigrante, este delito es causa de deportación y la prohibición de la entrada a los Estados Unidos el resto de la vida.

Consecuencias migratorias

La mayor parte de las víctimas de los falsificadores de documentos son personas que quieren entrar a los Estados Unidos de forma irregular, ya que los que falsifican se aprovechan de las ganas de trabajar de los indocumentados para hacerlos cómplices de delitos como perjurio y robo de identidad, ya que muchos de los papeles que se utilizan para esto, son con datos de americanos reales.

Esto perjudica a dos víctimas: al inmigrante y a una persona americana. De hecho, se han documentado a los diferentes vendedores de “micas” o documentos falsos, cuyos precios oscilan entre 80 y 200 dólares, dependiendo de la calidad de la falsificación. Aunque se han documentado casos en que los papeles falsos se cotizan hasta en 1500 dólares.

Así, existen consecuencias migratorias al utilizar papeles falsos, entre las que se cuentan:

  • Registro de por vida: literalmente, el archivo queda en la base de datos del gobierno federal y ya no podrás acceder a diferentes beneficios de vivir en los Estados Unidos.
  • Tendrás que pagar una multa astronómica: ya que pueden sentenciarte a que pagues 250 mil dólares.
  • Prohibición de entrada: una vez que te hayan marcado, ya no podrás volver a entrar a los Estados Unidos. Porque no te podrán dar ni una visa de entrada (ni la ESTA) ni la residencia legal en el país.
  • Deportación: Esta es quizá la consecuencia más evidente de todas, aunque cabe la posibilidad de que se pueda pedir asilo en los Estados Unidos, para no regresar a un país con un régimen dictatorial o que no tenga las condiciones mínimas para vivir seguro.

Trabajar en Estados Unidos no es fácil, aunque se puede hacer a través de los canales legales, sin necesidad de comprar documentos falsos, que a largo plazo hacen más daño que bien para las personas que los utilizan.

Si quieres una visa de trabajo, utiliza los consejos que te dejamos en este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *